Hoy día es más común pensar en un seguro de propiedad privada para la vivienda como algo muy importante. Aunque pocos conocen acerca de los seguros de comunidad de vecinos.

Mediante este tipo de seguros se cubren aspectos relevantes que son del interés de todos los vecinos que habitan un mismo bloque de viviendas.

Las viviendas pertenecientes a un bloque de vecinos, constantemente se ven afectadas por daños en tuberías y otros, que requieren la intervención de plomeros, electricistas u otros profesionales. Además, pueden sufrir de temibles robos y daños estructurales por motivos de desastres naturales.

En todo caso, si se cuenta con estas pólizas, entonces tendremos garantía de que se podrá recuperar el valor de las casas.

Alcances de la póliza de seguros colectivas

Los seguros de comunidades de vecinos, sirven para cubrir daños o siniestros provocados por incendios y explosiones. Del mismo modo, se cubren los daños eléctricos debido a subidas de tensión y cortocircuitos producidos en las zonas comunes.

Las posibles inundaciones debido a roturas en los canales de agua y fenómenos metereológicos, también son cubiertos en una póliza de este tipo. Aparte de ello, se cubren los daños por robos, actos de vandalismo y otros tipos de siniestros que pueden llegar a ocurrir dentro de una comunidad.

Otro aspecto por los cuales se deben de contratar estos tipos de seguros, es que la comunidad de propietarios tienen una garantía de protección jurídica que puede resultar especialmente útil para reflejar la reclamación a propietarios debido a impagos o retrasos en la cancelación de las cuotas de mantenimiento que les corresponda.

En este caso, es la aseguradora quien se encarga de realizar el procedimiento judicial de reclamo correspondiente si uno de los vecinos no cumple con su parte de pago. Esta es una cláusula que cada vez se solicita con mayor ahínco por parte de todos los propietarios al momento de firmar el contrato de seguros.

Estas pólizas, también se enfocan en cubrir la labor que realizan algunos profesionales dentro del recinto privado. Entendiéndose entonces que la póliza de seguro puede incluir la responsabilidad civil patronal, con la finalidad de ofrecer cobertura sobre los siniestros relacionados con accidentes laborales que sufren los empleados domésticos en el ejercicio de sus funciones.

Beneficios de tener un seguro colectivo

Si las comunidades de vecino acuerdan en no adquirir un seguro de este tipo, entonces, cuando ocurra un siniestro en común, por ejemplo, la avería de una tubería de conducción de agua o desprendimiento de la fachada, entonces los gastos deben ser cubiertos de forma individual por cada propietario y esto tendría un costo mucho más elevado que el de la cuota mensual de la aseguradora.

Es por ello que contratar un seguro de este tipo vale la pena, ya que pondría en resguardo y protección a toda la propiedad colectiva y a cada uno de los habitantes del vecindario. Es algo muy elemental que debe ser propuesto para su adquisición en reuniones de vecinos y lo más pronto posible.

Actualmente, las compañías de seguros del país, vienen ofreciendo una gran gama de productos que se adaptan a las necesidades de los distintos espacios que pretenden ser asegurados.

Lo mejor que se puede hacer es utilizar un comparador de seguros de comunidades para establecer cuál seguro ofrece mejores coberturas, precios y servicios. 

Los detalles de alcance que se deben de tener presente al momento de contratar una póliza de seguros es que esta cubra los daños producidos por accidentes comunes como: incendios y problemas derivados, robos, vandalismo, fenómenos atmosféricos, roturas, impactos, daños eléctricos, daños por agua, servicio de desatasco, asistencia y responsabilidad civil.

Aunque las pólizas de multiriesgo abarcan otros tipos de siniestros como: daños a los vehículos en el garaje, control de plagas, daños a instalaciones exteriores, robos de los fondos comunitarios, averías de maquinarias, robo o extravío de documentos comunitarios, infidelidad de los empleados y daños estéticos.